Traducciones del castellano a otras lenguas, se distinguirán en Premio Nacional de Traducción

Para la edición del Premio Nacional a la Mejor Traducción correspondiente al año 2018, se aceptarán como candidatas a esta distinción, a las obras que se hayan traducido del idioma castellano, a otras lenguas oficiales en España, como es el caso del catalán, gallego, euskera, al igual que los libros que se tradujeron desde estas lenguas al castellano. Esta decisión, fue tomada por el Ministerio de Educación Cultura y Deporte, producto de una petición que en este sentido presentó la Real Academia de la Lengua Vasca, Euskaltzaindia, producto de la polémica que se generó en el año 2016, cuando se le despojó de este premio al académico de honor Luis Baraiazarra.

Esto sucedió ya que. para aquel momento, las bases de este galardón no contemplaban que se pudieran premiar traducciones al euskera de obras que se escribieron en castellano. Baraiazarra, quien también es religioso carmelita vizcaíno, consiguió el Premio Nacional a la Mejor Traducción en 2016, debido a que hizo la traducción del castellano al euskera de las “Obras completas de Santa Teresa de Jesús”, labor que implico un gran esfuerzo y la inversión de bastante tiempo, lo cual admitió al recibir el premio. Pero muy poco duró su alegría, ya que, al siguiente día de haber recibido la distinción, le quitan el galardón porque los estatutos en los que se basaba la concesión de este premio, establecían que solamente se debía distinguir la traducción de una obra escrita en lengua extranjera, a cualquiera de las lenguas de España.

De aquí viene la petición hecha por Euskaltzaindia y ahora también se podrán premiar las traducciones del castellano a las otras lenguas reconocidas oficialmente por el Estado español. Recordemos que este premio se entrega desde 1984, siendo sucesor del Premio Fray Luis de León, que se concedía desde 1956, evento creado para resaltar esta faceta cultural en España.

Mónica G. Álvarez nos habla del amor en tiempos del nazismo

“Amor y horror nazi. Historias reales en los campos de concentración”, es una novela de Mónica G. Álvarez, en la que se narran siete relatos románticos de la vida real, que emergieron en circunstancias poco favorables. Relaciones amorosas que se desarrollaron en ambientes riesgosos, para que los interesados pudieran estar con la persona que amaban. En esta creación literaria, se hace una invitación al conocimiento sobre la realidad que se experimentó en la II Guerra Mundial, específicamente en los campos de concentración creados por el régimen nazi y al mismo tiempo, expide un mensaje de esperanza, dando a entender que el amor puede surgir entre las ruinas.

Todo esto se debe al holocausto, emanado de las barbaridades producidas por el régimen que encabezó Adolf Hitler, implicando muertes masivas en las cámaras de gas, hornos crematorios, extenuantes trabajos forzados, entre otras cosas, que causaron el fallecimiento de más de seis millones de personas. Una de las relaciones que aluden en este libro, es la que sostuvieron en secreto la nazi Felice Schragenheim y la semita Elisabeth Wust, dos lesbianas enamoradas a pesar que sus vidas corrían peligro, hasta que la Gestapo las descubrió. Otras relaciones finalizaron de manera feliz y ese es el caso de Klaus Stern y Paula Stern, una pareja de judíos que contrajeron nupcias y posteriormente, los mandaron a Auschwitz, donde tuvieron que pasar hambre. Se reencontraron transcurridos poco más de tres años de su encierro.

Este libro, es el fruto de un par de años de investigación, proceso que englobó una serie de entrevistas a los que protagonizaron estos hechos, con los que se puede convencer a cualquiera que el afecto y el cariño, se pueden imponer a cualquier adversidad y que mejor prueba que lo vivido por estos personajes, ya que los nazis querían matar a los que no eran de la raza aria.

Lewis Carroll admiraba a las niñas, pero renegaba de sus cuentos infantiles

Hablar de “Alicia en el país de las maravillas”, es hacer referencia a Lewis Carroll, quien se convirtió en una figura inmortal por esta creación literaria que, en la actualidad, dentro del género fantástico es vista como un hito, amen que puede servir como una referencia en el marco de la cultura popular, sobre todo por la adaptación que Disney hizo para el cine. Carroll, tuvo un gran manejo del diálogo para proyectar personajes que pueden ser fascinantes y desconcertantes de manera simultánea. No obstante, tuvo una personalidad muy particular. A Carroll, le fascinaban mucho las niñas, siendo estas la inspiración que empleaba para su obra. En su poder, poseía bastantes fotos de niñas en sus archivos y aún no se ha determinado si les interesaba sexualmente, o una simple admiración literaria.

No obstante, en el 2015 la BBC hizo un documental en el que ahondaba más sobre el tema, cuyo título fue “El mundo secreto de Lewis Carroll”, trabajo con el que revelaron la foto de una chica totalmente desnuda que pude haber sido tomada por Carroll. De acuerdo al docente Hugh Haughton, quien participó en este documental, en caso que esta foto la haya hecho Carroll, sería más difícil pensar que su interés por las niñas era únicamente inocente. Y en esta dirección se traslada el autor literario Will Self, quien considera a Carroll como un pedófilo reprimido.

Sin embargo, muchos consideran que Carroll pudo haber sido algo extraño, pero buena persona, así como que es triste que lo vean como un pedófilo. Al parecer, el autor de “Alicia en el país de las maravillas” buscaba retratar a sus heroínas con situaciones hermosas, disfrazándolas y leyéndoles cuentos. Por medio de diversas misivas, se dirigía a los padres de esas niñas para solicitarles el permiso de retratar a sus hijas. Al respecto, en el libro de Servando Rocha, “El hombre que amaba a las niñas”, se consagra que el amor de Carroll por ellas no era sexual, porque ninguna de ellas denunció algún maltrato de este escritor, quien paradójicamente detestaba ser famoso, a tal punto que a veces hubiera deseado no escribir ninguno de sus libros.

 

 

Ya han pasado diez años de la muerte del poeta Ángel González

A diez años de haber desaparecido físicamente el poeta Ángel González, todavía se recuerda lo mucho que pudo vivir desde su nacimiento en 1925, disfrutando de los placeres de todas las épocas, haciendo creer que vivió en muchas oportunidades, lo que ha dejado claro no solo en sus experiencias de vida, sino en sus poemas, reflexiones y palabras. González, fue de los poetas que se caracterizó por su lucidez y diversión, siendo este último aspecto muy importante durante su existencia ya que alguien que se caracterizaba por ser melancólico, debía divertirse en su vida, obligándose a realizar poesía que dejara en el rostro de los lectores, una gran sonrisa.

Por ende, su trabajo fue carente de esperanza, pero con mucho convencimiento. Ahora bien, a los dieciocho meses de vida ya no contaba con su padre, solo que en su niñez estuvo cuidado por varias mujeres. Durante la guerra y en la postguerra, fue parte de los que perdieron, incluso, perdió a un pariente y después debió exiliarse. Se desenvolvió por un corto período de tiempo como funcionario, maestro y docente universitario. Por encima de cualquier cosa, le encantaba la amistad, algo que atendió con bastante generosidad, sobre todo cuando se trataba de cosas prominentes. Y como lo deseaba Miguel de Cervantes, fue un escritor que se educó en las conversaciones de las madrugadas y las tabernas.

Una década ha transcurrido de su muerte, y aún lo reivindican lectores y amigos, acercándose a ese verso íntimo, expresado como un secreto en voz baja, a modo de confidencia que un individuo le susurra al oído de otra persona, pero con una claridad muy engañosa, que aprendió en una aparente facilidad que en realidad era difícil, así como en una transparencia que no tiene fondo. Los jóvenes pueden amarlo mucho, porque su poesía estaba impregnada del encanto que los grandes poseen.

Gallimard desiste de publicar panfletos antisemitas de Céline en Francia

En Francia, la casa editorial Gallimard anunció públicamente, haber desistido de sus intenciones de publicar, un trío de panfletos antisemitas hechos por el autor galo Céline, luego de haberse desatado una polémica por varias semanas, acerca que si era conveniente difundir el contenido de estos textos que fueron conocidos entre los años 1937 y 1941. De acuerdo a Gallimard, las condiciones memoriales y metodológicas no son las más adecuadas, para hacer un planteamiento sereno que justifique la publicación de los panfletos, haciendo valer esta empresa su libertad de edición y su sensibilidad con esta época histórica.

Estos tres panfletos titulados “Bagatelles pour une massacre”, “L’Ecole des cadavres” y “Les beaux draps”, se publicaron en 1937, 1938 y 1941 respectivamente, solo que recientemente, Gallimard trató de republicarlos a modo de una edición crítica sin complacencia alguna, luego de conseguir un acuerdo con la viuda de Céline, Lucette Destouches, que en la actualidad tiene 105 años de vida. Posteriormente, al ver las primeras críticas, en la editorial Gallimard expresaron que son textos que forman parte del antisemitismo más infame que se haya visto en Francia, razón por la que no se deberían censurar, ya que es bueno que sean conocidas las raíces y las metas de que se trazaron con esa corriente política, propiciando así una curiosidad insana.

Es bueno saber que Céline (pseudónimo de Louis Ferdinand Destouches), nació en 1894 y murió en 1961. Lo condenaron en Francia al concluir la Segunda Guerra Mundial, por colaborar con los nazis y negarse a reeditar estos panfletos, voluntad que hasta la actualidad mantuvo su viuda. En el 2012, fueron publicados en Canadá ya que en esta nación norteamericana los derechos de autor pasaron a ser de dominio público, por haber transcurrido 50 años del fallecimiento de Céline, mientras que para que eso suceda en Francia, deben haber pasado 70 años. 

Suben ventas de libro sobre la Segunda Guerra Mundial, gracias a Trump

“Fire and Fury. The Allied Bombing of Germany 1942-1945”, es un libro escrito por el docente Randall Hansen, quien dirige la Escuela Munk de Asuntos Globales adscrita a la Universidad de Toronto, el cual, se publicó hace una década, solo que sus ventas se han disparado en los días recientes, porque el título se asemeja al del libro “Fire and Fury”, cuya autoría corresponde a Michael Wolff y que hace referencia a todo lo vinculado a la administración que encabeza Donald Trump. Lo que llama la atención de esta situación, es que muchas personas compraron el libro de Hansen sin saber lo que adquirían.

Esto sucedía a pesar que el subtítulo es perfectamente visible en la portada, que, por cierto, está ilustrada con un avión bombardero de la Segunda Guerra Mundial. Entonces, las ventas de este libro se incrementaron de forma exponencial, porque confundieron este título con la obra que realmente ha hecho molestar a Trump. Hansen, ha sido el primer sorprendido por todo esto, ya que la curiosa confusión es lo que hizo que el libro pasara a formar parte de los 100 que más se han vendido dentro de tres renglones de la tienda online Amazon, hecho que jamás esperó y que es una sorpresa generada por uno de los hombres con más poder en el mundo, lo que le reporta al historiador un gran beneficio.

Por ende, Hansen comentó que su libro, publicado hace al menos diez años, había pasado desapercibido en el marco de las ventas, solo que ahora, es uno de los más vendidos en la actualidad, asunto que le causó mucha gracia. Es necesario destacar, que Hansen no es partidario de Trump y se preguntó si ahora debe hacer un cheque para cancelar regalías por concepto de derechos de autor al presidente de Estados Unidos.

 

 

Por razones políticas, negaron a Jorge Luis Borges el Nobel de Literatura

Una de las polémicas que nunca han desaparecido del ámbito literario, es el hecho que al argentino Jorge Luis Borges, nunca le dieron el premio Nobel de Literatura, algo que llamó mucho más la atención, que darle este galardón a Bob Dylan por sus composiciones poéticas, solo que no es propiamente escritor sino músico. En vida, Borges decía que era una tradición escandinava muy antigua, nominarlo a este premio para dárselo a otra persona, lo que suponía para este escritor un rito. No obstante, recientemente la Academia Sueca desclasificó el informe del Nobel de 1967, como parte de su costumbre de revelar los secretos de las decisiones correspondientes a estos premios, 50 años más tarde.

Ese año consiguió el premio Miguel Ángel Asturias, pero Borges era un candidato de mucho peso y lo desecharon con un argumento breve y superficial, ya que de acuerdo a Anders Osterling, presidente del Comité del premio, Borges era muy artificial y exclusivo en su arte ingenioso de miniatura. Osterling, expresó en 1966 que en la obra de Samuel Beckett existía una tendencia pesimista y nihilista, opuesta totalmente al espíritu de Alfred Nobel, solo que Beckett si ganó el Nobel de Literatura en 1969 y Borges nunca lo lograría. Lo peor de todo, es que el argentino estuvo postulado desde 1956 hasta 1986 para que le concedieran el galardón. Otro de los motivos por el que la Academia Sueca lo rechazó reiteradamente, fue la política, especialmente por viajar a Chile en 1976, para recibir por parte de Augusto Pinochet, un doctorado honoris causa de la Universidad de Chile, dejándolo como alguien no merecedor de este premio, especialmente por el discurso que pronunció en aquella ocasión.

Dentro de sus palabras de agradecimiento, consideró a Chile como una patria fuerte en una época anárquica. Después, sostuvo un encuentro privado con Pinochet, al que denominó como una persona excelente, bondadosa y cordial.

 

Ediciones Península publicará en España Fuego y Furia de Michael Wolff

En España, Ediciones Península se encargará de publicar “Fuego y furia En las entrañas de la Casa Blanca de Trump”, libro escrito por Michael Wolff, basado en el ambiente que se experimenta dentro del Despacho Oval, oficina en la que trabaja el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien, por cierto, no desea que nadie lea esta publicación. El autor, explica con bastante precisión, la situación caótica que prevalece en este sitio, hasta el punto de hacer saber lo que piensan las personas que laboran junto a Trump. Además, comenta los motivos que emplazaron al jefe de Estado, a comentar que Obama habría intervenido sus conversaciones por teléfono, así como lo que impulsó el despido de James Comey, de su cargo como director del FBI.

Por otro lado, los lectores conocerán el secreto para establecer alguna comunicación con Trump, así como el motivo por el que su ex jefe de estrategia política, Steve Bannon y su Yerno, Jared Kushner, no podían compartir la misma habitación, así como quien es el que realmente dirige la estrategia de la administración que encabeza Trump, luego del despido de Bannon. Ya se han vendido más de un millón de ejemplares de este libro en Estados Unidos, siendo tendencia importante dentro de las redes sociales.

“Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump”, ha provocado una especie de sismo moral, porque en sus páginas alberga una serie de secretos políticos aderezados con insultos, al igual que diversas discusiones relacionadas con situaciones como la política migratoria impuesta por Trump, así como su manía por impedir que cualquiera toque su cepillo de dientes por el temor a ser envenenado, así como la razón por la que solicitó para su dormitorio una cerradura. Por último, se menciona que, probablemente a futuro, Ivanka Trump sería la primera mujer presidenta y no Hillary Clinton. 

Biblioteca Nacional de España pone a la orden del público obras de 111 autores

Ya son de dominio público, las obras literarias creadas por 111 autores que murieron en 1937, por lo que estas podrán ser difundidas y reproducidas debido a que han transcurrido 80 años del fallecimiento de estas personas, aspecto contemplado dentro de la Ley de Propiedad Intelectual. En este sentido, la Biblioteca Nacional de España, pone a disposición de los usuarios a través de la Biblioteca Digital Hispánica, aproximadamente 640 títulos, estando disponibles actualmente el 42%, mientras que el resto será incorporado en enero de este año, al portal que brinda acceso a los fondos bibliográficos digitales de la institución.

Entre estos 111 escritores escogidos y que tienen colecciones literarias en la Biblioteca Nacional de España, tenemos a Andreu Nin, quien fue político, sindicalista y miembro fundador del Partido Obrero de Unificación Marxista. Otro de los elegidos fue Ángel Pestaña, sindicalista y secretario general de la CNT. En la lista, están el cervantista y periodista Luis Maffiote y La Roche, el periodista y novelista Alejandro Larrubiera, el músico José María Lacalle, el poeta Juan Panero y el militar del Bando Nacional, Emilio Mola. También, son a partir de este año obras literarias de dominio público, las que escribió Antonio G Solalinde, quien fue literato, profesor y filólogo, así como las realizadas por el destacado cervantista Juan Suñe Benages, y las de Antonio Rubió i Lluch, gran historiador catalán.

Por otra parte, con la finalidad de rescatar del olvido a estos autores, al tratar de recuperar su trabajo literario para los ciudadanos, la Biblioteca Nacional de España exhibirá en su web Escritores en la BNE, semblanzas de varios de estos autores durante este año que apenas comienza. Recordemos que para los creadores literarios que han muerto previo al 7 de diciembre de 1987, el plazo de validez de los derechos de explotación de cualquier obra, tienen una vigencia de 80 años, computándose desde el 1º de enero del año que sigue a la muerte del escritor.

Alejandro Palomas ganó el 74º premio Nadal con su obra Un amor

Alejandro Palomas, es el ganador del septuagésimo cuarto premio Nadal, con la novela “Un amor”, obra literaria que trata sobre una ceremonia de matrimonio, cuyo desarrollo se enturbia por la revelación de un secreto que afecta la unión de la familia, abriendo de esta manera la caja de Pandora, enfrentando a una anciana madre con sus hijas. Los personajes que intervienen en la trama, conforman una especie de microcosmos familiar, desde el que nos explican el funcionamiento del mundo. Ahora bien, Palomas tiene una licenciatura en Filología Inglesa, con un máster en poética por el New College de California y procura desenvolverse positivamente en las áreas de la traducción, la escritura y los talleres literarios.

Además, el agasajado escribió las novelas “Aunque no haya nadie”, “El alma del mundo” y “Aunque no haya nadie” y es de los que piensa que la poesía es un gran reto impuesto por la literatura, faceta en la que se estrenó en el 2013 con el poemario “Entre el ruido y la vida”. También, una década atrás, fue finalista del premio Torrevieja, por su novela “El secreto de los Hoffman”. Como traductor, ha trabajado al traducir las versiones españolas de Gertrude Stein, Jack London y Oscar Wilde. Palomas, es admirador de Jeanettre Winterson (traduciendo en 2015 su obra “El mundo y sus lugares”), Agota Kristof y Emily Dickinson.

En el 2016, el actual ganador del premio Nadal, se alzó con el premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por “Un hijo”, segundo título de una trilogía que empezó con la novela “Una madre” y que culminó con el libro “Un perro”. En las obras de Palomas, siempre aborda con bastante originalidad temas de actualidad y sus personajes, evolucionan notablemente dentro de una trama con la que el lector nunca se aburre. Todo se debe a la excelente manera con la que Palomas, novela situaciones familiares.